¿Qué llevar en un viaje de mochilero por el mundo?

¿Qué llevar en un viaje de mochilero por el mundo?

Una guía para que estas dos lleven todo lo que tienen que llevar.

Una pregunta que muchos piensan que es sencilla hasta que se ven frente a la maleta y no saben muy bien qué meter y casi más importante, qué no meter.

¿Me llevo todo el armario o solo lo justo? ¿Todos los productos de higiene o ya los encontraré en el hostal?

¡Que no cunda el pánico! Aquí te dejo un listado de las cosas que yo llevo en mis viajes y cuales he visto llevar a otras personas.

Todo acompañado de unas cuantas recomendaciones y de todo lo que necesitas saber acerca de tu mochila.

Así que bienvenido a tu gran guía de preparación de equipajes, para ese gran viaje que te espera. <3

1. ¿Maleta o mochila?

Bueno, si vas a ir a un destino fijo y vas a trabajar ahí pues la maleta te vendrá bien, si vas a viajar de mochilero y sobre todo si vas a viajar fuera de Europa, escogería mochila sin dudarlo.

Conozco unas cuantos que comenzaron con mochilas y pasaron a la maleta después, pero solían ser personas que viajaban a una ubicación fija, donde iban a trabajar, y utilizaban una pequeña mochila para los viajes de fin de semana.

Si vas a viajar una larga temporada, la respuesta es sin lugar a dudas una buena mochila.

Estas dos me tienen enamorado. Especialmente la de 40 litros, pero no se lo digáis a la pequeña.

2. ¿Una o dos mochilas?

Entramos en un terreno pantanoso donde las preferencias varían según la persona.

A mí me gusta llevar una mochila de 40 litros a la espalda y una pequeña delante, donde guardo el portátil, mi cámara de fotos, etc., es decir, todo lo caro.

Además, esto te permitirá utilizar la mochila pequeña durante el día y las dos cuando tengas que moverte de una ciudad a otra.

Una mochila pequeña siempre es necesaria para cuando nos vayamos de senderismo y queramos dejar el equipaje en el hostal.

3. ¿Cuánto nos tiene que pesar la mochila?

La respuesta ideal a esto debería ser el 10% de nuestro peso, es lo que se recomienda cuando vamos a hacer grandes rutas a pie, como podría ser el camino de Santiago.

Esto nos ayudará a ser más ágiles y a no tener problemas con la espalda. También nos permitirá caminar un par de kilómetros con todo el peso de nuestro equipaje, si la estación de autobuses está lejos del  hostal o si debemos movernos por la ciudad a pie.

¿Es posible reducir el peso hasta el 10% de nuestro peso? Pues esto depende de lo que quieras llevar contigo. No debería ser imposible si solo viajamos con lo básico, pero no pasar de ciertos kilos es bastante complicado cuando queremos añadir cámara de fotos, portátil, etc.

También dependerá de si nuestro viaje va a ser en verano o en invierno, puesto a más frío más ropa de abrigo tendremos que añadir. A pesar de que el objetivo deberá ser acercarte al 10% de tu peso, no entres en pánico si esto no ocurre. No vayas a dejar tu cámara si te gusta la fotografía o tu portatil si quieres escribir un blog.

No soy el mejor ejemplo y es que no he logrado reducir el peso de mi mochila al 10% ni en el Camino de Santiago. Aunque esta vez fue porque decidí llevar una tienda de campaña.

Y la verdad es que mereció la pena.

4. Equipaje.

A pesar de que el equipaje es algo muy personal, al final el 80% de las mochilas de todo mochilero se repiten. Por ello, creo que echarle un vistazo a lo que suelo llevar yo, te ayudará a saber que tienes que llevar. Asimismo, también he añadido algunas de las cosas que otros viajeros me han dicho que llevan con ellos.

4.1. Ropa.

Bueno, aquí variará dependiendo de la estación en la que nos encontremos, añadiendo por ejemplo un buen abrigo durante los meses de invierno o un bañador para los días de verano.

Sin embargo, ¿qué pasa si nos encontramos en verano, pero nuestro viaje se va a extender hasta el invierno? Bueno, pesa tu mochila y revisa cuántos kilos llevas de más, si el peso sigue sin ser excesivo plantéate añadir la ropa de invierno, si no, no te preocupes.

Y es que, surprise, surprise, aunque parezca mentira también hay tiendas de ropa en otros países y es que muchas veces nos olvidamos de esto y comenzamos a cargar ropa de invierno que tardaremos más de medio año en usar. Mi consejo es que en caso de duda, no lo lleves, y si te terminan haciendo falta esos guantes que no metiste, ya los comprarás en el Primark o el equivalente del país de turno.

Aquí os dejo la lista de la ropa que suelo llevar conmigo.

Equipaje de verano:

  • 2 camisetas para hacer ejercicios que también utilizaré en mí día a día.
  • 3 camisetas “normales”.
  • 1 vaqueros.
  • 1 pantalón largo para hacer ejercicio y caminar.
  • 2 pantalones cortos, que también me servirán de bañador en caso de ir a la piscina o a la playa.
  • 5 mudas de ropa interior.
  • 5 pares de calcetines.
  • 2 suéteres.
  • 2 pares de zapatillas.
  • 1 par de zapatillas de andar por casa, que también utilizaré para ir a la playa.
  • 1 cinturón.
  • 1 chubasquero.
  • 1 gorra/sombrero.

Equipaje de invierno:

  • 1 chaquetón para cuando haga muy bajas temperaturas.
  • 1 gorro de lana.
  • 1 bufanda.
  • 1 par de guantes.

Extras que yo NO llevo:

  • Gafas de sol.
  • Reloj.
  • Pijama.
  • Camisa de vestir.

Este gorro me ha salvado de más de una insolación. A la larga te darás cuenta que utilizarás mucho más la ropa de ejercicio que la de vestir.

4.2. Higiene.

Muchas personas no saben si se van a encontrar con champú y gel en todos los hostales, por lo que terminan llevándose el suyo propio. El mismo proceso se repite con otros utensilios de baño, habiéndome llegado a encontrar: personas que se llevaban un secador para el pelo, para un viaje de mochileros.

Bueno dicho, lo dicho, mis productos de baño son los siguientes.

Mi equipo:

  • 1 toalla de microfibra. (Únicamente me llevo una porque en caso de necesitar limpiarla, la lavo a mano una vez he terminado de ducharme y la dejo secar. Al día siguiente debería estar seca).
  • 1 neceser donde meto todos los productos de higiene y los medicamentos, para que así sea todo mucho más fácil de encontrar.
  • 1 pastilla de jabón lagarto o jabón natural. Esta mágica pastilla no solo te sacará de un apuro cuando tu hostal no tenga gel de baño, sino que además la podrás utilizar para lavar la ropa. Una especie de todo en uno.
  • 1 cepillo de dientes.
  • 1 tubo de pasta de dientes.
  • 1 desodorante.
  • 1 líquido de lentillas grande.
  • 6 pares de lentillas.
  • 1 tijera pequeñas o cortaúñas.
  • 1 hojilla de afeitar.
  • 1 pinza.
  • 1 paquete de clínex.
  • 1 protector labial.

Extras que yo NO llevo:

  • Muchas personas lo utilizan como jabón, como pasta de dientes o incluso para lavar la ropa. Nunca lo he utilizado, ya que de momento voy bien con mi pastillita de jabón lagarto, pasta de dientes y desodorante.
  • Espuma de afeitar.
  • Gel y/o champú.
  • Toalla de playa.

El neceser me gusta que sea grande por si no me da muy buenas vibraciones el hostal, poder llevarme las cosas de valor a la ducha.

4.3. Salud.

Antes que nada, recordad que si vais a cualquier país fuera de Europa tenéis que pedir cita con vuestro Centro Médico de Vacunación Internacional, el cual os dirá que vacunas os tenéis que poner y cuáles son las recomendables. Además os dará una cartilla con las vacunas que os pongan y que será obligatoria para acceder a algunos países.

De vuelta a la mochila, no hay nada peor en los viajes que ponernos enfermos, por lo que debemos llevar un pequeño botiquín, en el que yo incluyo.

Mi equipo:

  • Certificado de vacunación.
  • Betadine.
  • Aspirinas.
  • Ibuprofeno.
  • Antihistamínicos para la alergia.
  • En caso de necesitar una medicación específica para la región, también procuro comprarla en España. Un claro ejemplo de esto es el Malarone, un medicamento para la malaria que te hará falta en muchos países de África.

Tened cuidado con el certificado de vacunación, porque no conozco ningún otro documento que se deteriore tan rápido.

4.4. Tecnología.

La mayor diferencia entre viajeros se suele encontrar en este apartado. Por un lado, podremos encontrar amantes de la fotografía que llevarán consigo trípodes, cámaras, drones y un largo etc. Por otro lado, encontrarás personas que no llevarán absolutamente nada y parecen la mar de contentos, porque ¿qué hay mejor que una mochila ligera con la que viajar fácil?

Yo mismo, me he visto en ambas circunstancias, llevándolo todo algunas veces y no llevando nada otras.

Nosotros mismos tendremos que analizar en qué va a consistir nuestro viaje. ¿Queremos llevar una mochila ligera porque no vamos a parar de cambiar de ciudad? ¿Un portátil con el que trabajar? o ¿Un equipo fotográfico con el que poder retratarlo todo? Estas no son preguntas sencillas y es que nadie se quiere ver mandando de vuelta su cámara de fotos, debido al peso, o comprando una nueva sin necesidad.

Aquí debajo os pondré lo que llevo actualmente, pero esto no quiere decir que sea lo correcto para tí:

Mi equipo:

  • Cámara.
  • Cargador de cámara.
  • Portátil.
  • Cargador de portátil.
  • Ratón.
  • Móvil.
  • Cargador de móvil.
  • Ebook.
  • Cable USB para cargar el ebook.
  • Auriculares.

Extras que no llevo:

  • Power Bank.
  • Disco duro para las fotos.
  • Drone.
  • Trípode.

Cuando me fui de safari a Kenia y me llevé conmigo medio Mediarmarkt.

4.5. Documentación.

Algo que no podemos olvidar en ningún caso es llevar la documentación con nosotros. Si vamos a viajar bastantes meses o solo unos días. Aquí os dejo que suelo llevar dentro de mis fundas de plástico.

Mi equipo:

  • Pasaporte.
  • DNI.
  • Tarjeta de Crédito.
  • Fotos de Carnet.
  • Fotocopias de Pasaporte.
  • Visados impresos que ya haya solicitado y me hayan concedido.
  • Billetes de avión impresos (Solo los que haya que imprimir).

Uno de los bienes más valiosos de todo mochilero.

4.6. Algún extra.

Aquí van unos cuantos extras, que yo añado a mi maleta, porque me han mostrado ser útiles y pesan muy poco.

Mi equipo:

  • Pequeñas bolsas de plástico. Muy útiles para llevarnos unos sándwiches en la maleta si vamos a estar fuera del hostal todo el día.
  • Cuerda fina. En caso de que podamos lavar la ropa a mano en el hostal, muchas veces no tendremos tendedero, por lo que, con el permiso del hostal, podremos atar la cuerda a dos puntos y tender ahí nuestra ropa.
  • Pinzas para la ropa. Bueno, suelo llevar un par de ellas, pero no son estrictamente necesarias, ya que si tendéis la ropa en el interior del hostal no debería hacer viento. Aunque puede que la cuerda quede algo inclinada, por lo que en tal caso recuperan su utilidad. Por si las moscas, yo las llevo, ya que no ocupan nada.
  • Colonia para mosquitos. Estás en mitad de la noche en el hostal y sientes que hay un mosquito ¿qué haces? ¿dejar que te pique? o ¿encender la luz y despertar al resto de personas de la habitación? Ninguna de ellas, sacas tu colonia para mosquitos y problema solucionado. Es obligatorio llevarla y ya no digamos si vamos al sudéste asiático o África.
  • Saco de dormir. Algo muy útil cuando las sábanas del hostal no son muy limpias o directamente no las hay. También nos ayuda cuando nos quedamos en casa de alguien a través de Couchsurfing y no tiene un par de mantas extra.
  • Libro en formato físico. Sé que ya llevo el ebook y que es un peso extra fácil de ahorrar, pero cuando viajas varios meses y todo lo haces a través de teconologías echas en falta volver a los formatos clásicos. Y esto es lo que me pasa con los libros. Siempre llevo uno, sabiendo que lo terminaré regalando una vez me lo lea o intercambiándolo por otro en algún lugar del mundo.

Extras que yo no llevo:

  • Antes solía llevar un pequeño libro en blanco que utilizaba como diario. A día de hoy escribo todo en el móvil o en el portátil. Cuestión de gustos y de peso.
  • Material de dibujo. Muchas personas encuentran relajante dibujar, yo el primero, pero no cuando estoy viajando.
  • Tienda de campaña. Alguna vez la he llevado, pero no suele estar en mi equipaje habitual.
  • Linterna. Yo utilizo la del móvil, pero es cierto que si vais a acampar querráis utilizar la batería del móvil para otras cosas.
  • Esterilla.
  • Cocina portátil de gas.
  • Navaja multiusos.

Un superhéroe sin capa.

5. Conclusión.

Todo pesa y todo hará que tus viajes entre ciudad y ciudad sean más incómodo. Debes poner en una balanza las cosas que consideras necesarias y al otro lado el número de veces que crees que te vas a mover y las distancias que recorrerás a pie.

La mayoría de los viajeros suelen ir reduciendo su equipaje con cada viaje, pero esto no quiere decir que en algún momento de nuestro viaje no nos arrepintamos de no haber traído ciertos objetos.

Fuera como fuese, este es solo el inicio de tu bonita aventura, ¡buen viaje!

Sea para hacer un recorrido por el sudeste asiático, el Camino de Santiago o para dar la vuelta al mundo. Una buena mochila hará todo mucho más sencillo.

Este mensaje de error solo es visible para los administradores de WordPress

Error: Las solicitudes de API se están retrasando para esta cuenta. No se recuperarán nuevas entradas.

Inicia sesión como administrador y mira la página de configuración de Instagram Feed para obtener más detalles.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.
Necesita estar de acuerdo con los términos para continuar

Menú